maeoteo

Debo dejar.

Debo dejar de pensarte,

me haces daño de tal manera

que debo dejar de consumirte,

por un tiempo, por un para siempre.

 

No soporto, no me aguanta la duda en el pecho,

estarás caminando con otra mano que no es la mía?

sí lo supiera, me doleria; pero como no lo sé, me duela aún más.

corazón ciego herido de amor.

 

Te quiero devuelta a mi vida soledad,

no quiero sentir esto otra vez,

quiero la oscuridad de mi lado,

pero tu luz me ilumina y no me deja dormir.

 

Adicción? será adicción?

acaso no hay algo más peligroso que enamorarse?

no hay nada más perjudicial para la salud que vivir

con un sentimiento no controlable?

 

Juego sucio entre la vida, Dios y tú.

porqué me debe doler? porqué no puedo dormir tranquilo?

porqué debo pasar mis días pensando en ti?,

porqué debo gastar mi tiempo en conquistar?

 

Pasar a la bebida no sería la solución,

tomando en cuenta que no hay botella que me recuerde a tu cuerpo.

que no hay licor que me acuerde de tu aroma,

y sí una resaca que logra hundir la pena en mi alma.

 

Lo mejor será que se termine de romper el coraźon;

para no sentir más este dolor y descansar de él.

pero; qué hacer?, morir sin ti? imposible,

seguir sintiendo esto vivo, me recordará que si te quiero.

 

Sólo espero que pronto te pueda tener entre mis brazos,

aunque sea por un instante, aunque sea por un día;

antes que el beberte o fumarte me siga volviendo adicto a ti.

Antes que termine en una tumba andante.

 

 

 

 

 

 

Comentarios1

  • CRISSA

    iNFINITA MELANCOLÍA
    Me he identificado contigo en esa tristeza que traes

    es bueno leerte



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.