Adonis

Ya no puedo estar aquí

Abandono el pueblo

Esta será la última vez que pise el fuego

Que emana tu piel.

Piel que empacare al lado de mis memorias.

Memorias que son las últimas gotas de ti gracias al desdichado destino.

El destino es desconocido.

Y lo desconocido ha sido siempre la certeza en tus manos.

 

Me canse de tus adivinanzas sin solución,

Y de tus soluciones sin esperanzas.

Esperanzas que no existen a la cárcel que me dirijo.

 

Dejo en tus manos mis últimas letras.

Se que de nada te servirán,

Pero servirán para saciar mi sed de esperanza.

 

Comentarios1

  • niña_bonita

    Enternecedor poema... se siente amor casi desdichado... mucha tristeza en tus letras...

    Un saludo...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.