Adrian David

Engaño.

Engañado estuve, hoy me doy cuenta

Siempre creí que yo era el que engañaba

como la desesperación en la tormenta

No intimida el trueno si no el agua.

 

Estuve engañándote y me engañaba

Estuve mintiéndote y me mentía

Lo urgente consumió a lo importante

Cuando creí estar un paso a delante

Me di cuenta que estuve atrás por muchas millas

 

Y sin embargo el estupor que me aniquila

Que guía este camino hacia al fracaso

Me regalo algunas tardes muy tranquilas

Que a poco consumió el tiempo ingrato

 

Nunca es tarde para nada y hoy es tarde

Para cambiar esos errores cometidos

Me llevo en el alma tu retrato

Te llevas mi recuerdo en tu olvido.

 

No te digo adiós porque sabemos

que no perdonaras  mi cruel mentira

pero sigamos adelante y no olvidemos

que un día nos amamos sin medida.

Comentarios3

  • angel_twin_93@hotmail.com

    todos vivimos, así de una forma u otra siempre hay quien nos miente en la cara buen poema hechos contundentes desarrollo bien estructurado un abrazo

  • Trovador de Sueños ...y realidades.

    Es parte de la vida.

    Muy buen trabajo el de tu verbo hoy.

    Saludos

  • elvira olivares

    La mentira destruye la confianza y eso ya no se recupera, pero como dice este bello poema, se puede seguir y volver a empezar con lo que ha quedado. Hay errores que lastiman un gran amor.
    Hermoso querido amigo.
    Un cariño grande



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.