KevinAlexander

Baila rosa, baila.

¡Oh, pequeña diosa!
Crisálida de rosa,

aun tienes que florecer,
aun tienes que crecer,

largo camino
has recorrido,

siempre corriendo,
y nunca viendo

los bancos para descansar,
sin dejar a tu corazón hablar.

Ahora te has parado,
ya has descansado,

pero ya no te quieres mover
dices que con lo que ves

no necesitas más,
¿te has parado a pensar

si tu corazón quiere amar,
abrir sus alas, echar a volar?

Corre, salta, vuela,
no te quedes a la espera

de que la vida te ayude,
de que la suerte te acune,

tú eres tu vida, tu suerte,
tú eliges donde moverte.

No te quedes atrás,
deja a tu alma hablar

pues la vida te depara
aun muchas baladas,

tú eres la reina de esta pista,
tú eres la protagonista,

así que sal a bailar,
el segundo acto acaba de empezar.

Comentarios2



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.