syglesias

SUEÑOS PROHIBIDOS


Padezco por ella, el ahogo de lágrimas que corren hasta mi boca, es mucho el sentimiento que derramo, por el amor olvidado de la mujer amada, que aun desvela llenos de deseos cautivos, los sueños más queridos de verse realizados en sus esquivos brazos..., syglesias.


Prohibido aquel sueño, que nunca se hizo realidad,
Prohibido el deseo de querer y no poder,
Me cohibe la vida de aquella verdad,
Me golpea la nostalgia y ahora comienzo a entender,
Es el amor que por mi camino, nunca podrá recorrer.
Y.N.Lacruz


Padezco por ella, sin saber nunca si llegaré alguna vez a olvidarte, sincera y sentidamente, como mismo Tú me olvidaste a mí, sin derramar una lágrima mas de estío, por quien no merece siquiera saber que en mi rostro han existido, secándose lentamente al aire, por no tener un instante, por momento recordado, para voltear a verme..., syglesias.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.