Uriel Gabriel

Te conocí

Jugando jugando, un raro dia te encontré,

alla en la espesa arena, allá con el viento,

en esa extraña playa, de colores de miel,

tus ojos en mí, con tus labios sonriendo.

 

Mirabas mirabas, tranquila, a este especimen,

sinceridad y poesia envuelta en crudeza,

palabras y hechos raramente coinciden,

por eso me mirabas con cierta rareza.

 

Mi tarde aturdida, de alcohol en mis venas,

de locos desvelos, de sueños perdidos,

encontraba tan pronto en tus ojos ceñidos,

un sentir de viento y de aguas serenas.

 

-Quisiera conocerte pero estoy muy borracho

-Quisiera tocarte tu piel y cabello  de seda,

-Estoy tan borracho que tocarte las manos

-Es igual de dificil y raro que mirarte siquiera.

 

Recuerdo penoso aquella tarde de abril,

y no fue tan mala despues de esas cosas,

Disculpas siguieron parecian sin fín,

Y hoy tu mano en mi mano... ¡valla que cosas! 

Comentarios1

  • PoetaTriste

    Muy lindo este Poema mi amigo
    la verdad me agradó leerte , este
    poema tiene sentido. y mucha pasión
    en las letras me gustó mucho los
    versos que realizas son del alma
    y eso me gusta mucho un fuerte abrazo
    amigo del alma me alegra leerte..
    U abrazo me lo guardo

    • Uriel Gabriel

      gracias... que bueno que le guste a alguien... siempre escribo de a rápido... igual un fuerte abrazo hermano y a ver que nos nace mañana...



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.