dave5

Los años pasan… pero el amor queda

 

Siempre me pongo a recordar,

Aquel día en que te conocí,

Éramos niños, y vivíamos muy cerca,

Jugábamos en las praderas,

Todas las tardes en el solar

A ser mama y papa,

Pero quien iba a imaginar,

Que ese amor se formaba,

Poco a poco, inocentemente.

 

Pasaban los años y tú poco a poco crecías,

Yo admiraba como cambiabas bella mía,

Fui creciendo y convirtiéndome en hombre,

Y tú crecías siendo la reina de mis fantasías,

¿Que Tanto tiempo fue pasando?,

Tanto tiempo y de ti mas me fui enamorando.

 

Enamoradísimo recuerdo el día aquel,

En que decidí convertirte en mi mujer,

Que días mas felices, que días llenos de amor,

Donde tu bella mía me regalabas tu corazón

 

Pasaba el tiempo, pasaban muchos días,

Y empezaba ver que todo era puras alegrías,

Ya lo nuestro no era una monotonía,

Sino amor del mas puro amada mía.

 

Después de toda la adolescencia juntos,

Llegaba la nueva hora del día a día,

El ser tu esposo, el ser tu compañero,

Ese que te regale ese amor sincero.

 

Siguen pasando más y más  días,

Y me regalaras esa alegría,

Ese bello fruto en tu vientre,

Que llenara de felicidad nuestras vidas.

 

Pasa y pasa el tiempo amada mía,

Ya estamos poniéndonos viejos,

Que más puedo pedirle a la vida,

Si he sido feliz desde siempre gracias a ti,

Me has regalado una bella hija,

Y has sabido cuidar siempre de mí,

Por eso en mi ultimo lecho de vida,

Te diría lo mucho que en la eternidad te amaría…

 

 

 

 

Todos los derechos reservados ©Daniel Dave Castillo, 2009, prohibida la venta y reproducción de esta propiedad intelectual



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.