alejandro alvez

Heridas y dolores


viento, que azotas
el agua de mi vida
viento que me llevas
abriendo mil heridas,
haciendome andar
ala deriva,
como ola en el mar.
Fuego que lastimas
mis ojos al mirar
mostrandome cosas que
a mi alma haces lastimar.
Espinos que hieres
mi caminar
haciendo que sangre
con cada paso que de dar


heridas que me lastiman
que causan dolor y se van mis alegrías
viento que mata
los recuerdos bellos de mi alma
viento que azotas
que mis memorias alborotas
dejándome atrás
de aquello que yo amo mas
dime viento cuando volverás
y el dolor de mi te llevaras
dime viento cuando vendrás
y mis heridas al fin curaras


viento que te llevas todo lo que alguna vez ame
sus palabras regaladas a mis vanidades exaltadas
el recuerdo de sus días a mi lado enamorado
las lagrimas por su abandono derramadas
por que te lo llevaste a un no era la hora
faltaban muchas alegrías para ser compartidas
y en mis entrañas la semilla que diera la vida
que tanto soñaste para sentirnos realizados
sombra negra te adelantaste y sola me has dejado
y las cenizas de mi amado este viento se las ha llevado.


veo alejarse velozmente con tu soplar
las cenizas de todo tu exiter
y me da de pensar en lo pequeño del ser
fugaz instante es nuestro paso por mundo
pero si hay algo grande y profundo
es el gran espíritu que Dios nos impregno
y con el amor,!se va mi corazón!


viento tu que volando vas quiazas le puedas alcanzar
y en cada una de sus alas una caricia de mi parte puedas dar
cuéntale al oído que aquí en mi morada lo espero todavía
que mi cama esta fría y medio vacía,
que como en mi corazón aun le guardo su lugar
viento has su rumbo cambiar y devuélvelo al hogar
de donde nunca debió marchar.


viento implacable tu que con tu pasar
a la soledad dejaste abandonada
sin pedirtelo aqui en mi morada
viento regresa por ella
yo ya estoy cansada
de en mi alma atenderla
por que tu a mi me la dejaste como su aya
si es tu consanguinea, tu responsabilidad
ya desde tiempos inmemoriales
siempre juntos en hermandad por el mundo andando
viento y soledad.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.