Genaro A. Cancino

X

Tan misteriosa como la noche,

tan enigmática como la Luna

¿por qué apareces bella y sempiterna

cuando el mar y su bruma

cantan al cielo estrellado sin reproche?

 

Ven a mí cuando el Éter calle,

    – cuando el silencio hable

       y las estrellas dancen –

 

¡O, Excelsa blancura!

Ven a mí cuando fenezca el crepúsculo;

sigiloso, me fundiré contigo

con Diana de testigo.

 

Ven a mí cuando desees,

sólo no te marches sin antes despedirte:

con un beso;

un beso que robe todo rastro de mi mente;

me haga desvariar y caer en tus manos, rendido.

¡Un beso gélido…

                                 sabor a muerte!

Comentarios3

  • El Hombre de la Rosa

    GENIAL Y HERMOSO POEMA CON RITMO Y GRACIL VERSO
    SALUDOS

    • Genaro A. Cancino

      ¡Muchísimas gracias, Hombre de la Rosa! Un placer teneros por mis letras.

      ¡Abrazos fraternales!

    • Magali Aguilar Solorza

      Un poema que se siente el vibra de tus emociones.

      • Genaro A. Cancino

        Vibra tanto como esta mano sedienta de hacerle el amor al papel.

        ¡Muchas gracias por deambular en mis lares, Magali!
        G.

      • Nuria Madrigal

        Bello G, un amor muy intenso.
        Abrazos

        • Genaro A. Cancino

          ¡Gracias, Nuria!

          ¡Muchos besos!
          G.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.