Plagio Mental

Un sonido. Una palabra. Un eco. Un silencio.

 

 

 

 

Los perros ladran silencio
silencio ladra existencia
enfrascada en la dolencia
abierta, cerrada, muerta...

Las aves tildan piedras
cuando más miras la ida
muertas en hojas blancas
-paz- silencio, borradas...

La noche mastica fuera
tácito tono en vacío
cuando más quitas oídos
cerrado, muerto, ahogado...

La soledad asesina el nombre,
en un sonido pobre y fugaz;
una palabra apagada en manchas
un eco atascado en el silencio.



Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Un bello poema que calma la ira del silencio.
    Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.