Adrianita Tana

CANSADA DE CALLAR

Mi corazón se ha cansado de callar,
por eso hoy te quiero confesar 

que desde que apareciste en mi camino
mi vida llenaste de alegria.

Que la primera vez que vi tus ojos,
tu tierna mirada me cautivo,
que al escuchar el sonido de tu dulce voz,
su hermosa melodia me enamoro.

Que la luz de tu sonrisa
hizoq eu en mi rostro,
brotara nuevamente la mia.

Que cada vez que te veo
mi corazón se acelera tanto,
que parece salirse de mi pecho.

Que un abrazo tuyo,
logra llevarme al cielo,
y el roce de tus manos,
me hace tocar las estrellas.

Que con tus versos, tocaste mi alma,
y mis sentidos, lograste enloquecer;
Que soy feliz solo con quererte,
aunque se que nunca podre tenerte.
 

Comentarios1

  • joaquin Méndez

    Wau…cuanto amor, cuanta ternura, que bien.
    Un abracito.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.