Gilberto Angel Rodriguez sanchez

TROVADOR ERRANTE




(talvez a ustedes, como a mi, se le ha acercado algún cantante errante de esos que están por los parques cantando canciones a cambio de una propina...si es así, este es el momento de ustedes darle un homenaje).
Ayer por la tarde,
Andando con mis padres,
Nos sentamos en el parque
Y se nos aproximo un heladero
De su carro de ventas
Saco una guitarra
Y empezó a rasgarla
Obteniendo melodías
Que con nosotros compartía
Que sorpresa aquel cantor
Tenía en su interior
Al insigne charles alznavour
Y que cosa tan rara
También tenía a agustín Lara…yo mimo


Te vi muy alegre músico callejero
entregando tu arte por propina
tocando tu instrumento con esmero
para humildemente ganarte la vida.
(Díaz Valero)


Trovador de ilusiones, cantador de alegrìas
que viajas incansable, entregando tu alma
para poder ganar, el pan de cada dìa
y poder alimentar de esta forma a tu familia.
Pues àunque tù estes sufriendo, cantas con entusiasmo
y te entregas completo y ofreces amor
y regalas sonrisas, y alegras corazones
pues en tu canto pones un inmenso fervor.
Cantador callejero, trovador de esperanzas
recibe mi admiraciòn y que te bendiga Dios.


Como tú soy trovador errante,
que con el instrumento de mi alma,
recito poemas al amor y al amante.
Busco la melodía dentro de ti.
Busco la inspiración del momento anhelante.
solo soy un trovador errante.
sin diapasón en mis manos,
y con las cuerdas de mi voz,
canto al sentimiento y a tu corazón.
nilo


soy un trovador errante.. libre gaviota que vuela sin rumbo
cantando alos amores de mi vida
cantando ala libertad .buscando el sonido en el canto
de los pajaros y en sonido de los rios
cual melodia endulza mi vida errante
(ave cautiva)


es un personaje
que encuentro agradable
siempre con una sonrisa
siempre listo para tocar
no importa la canción que pidas
nunca te dirá que no esta en su repertorio
muchas veces tienen dotes de tenorios
la calle es su escenario
donde hacen lo necesario
para subsistir...yo mimo


Trovador que andas de calle en calle,
tus pies ligeros que se mueven
al compas de tu música callejera
regalas sonrisas, despiertas corazones,
escucho tu voz, la melodía de los soñadores.


Por las tardes en el parque
nos reunimos a tocar
cantando con entusiasmo
nuestro gran ´peregrinar.
Muchos se acercan a ver,
otros pasan indiferentes
nosotros solo cantamos
y tocamos con el corazón,
al terminar la canción
unas monedas nos dejan
gracias a todos les doy
por ese noble gesto de amor.
66ARCOIRIS



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.