PETALOS DE NOCHE

Un segundo antes de este segundo...


AVISO DE AUSENCIA DE PETALOS DE NOCHE
Sangre oxidada...]

...
La mirada quieta,
la respiración seca,
de pulmones ebrios,
al estante roto
entre el corazón
callado a la botella ahogada,
sí no es hoy es mañana,
tal vez nunca, tal vez
no quede palabra para despertar...
...


no me deja olvidar... el pasado
como olvidar a olvidarte,
si estas en el rincon donde guardo mi corazon,
como sentir segundos suicidas
como morirme viviendo sin vida.


Como apagarse,
mirando la luna
escaparse con el viento,
y detrás de las cortinas,
el sol muriendo,
como verse manchado,
en la ladera de una vereda
ahogada en el lamento...


El asfalto saborea cada herida
cada agonía vuelta silencio,
y la ausencia de tu mirada
apretando relojes en el pecho,
apretándonos la vida
y desgarrando nuestra muerte.


y cayeron gotas de mis cienes
ahogandose en mi suelo,
murieron segundos sin pies
y la nostalgia solo murió,
un segundo antes
de morirme el tiempo falleció.
(Adolfo C.C.)


...
Y mirando el cielo apagarse,
con ello la vela y mi pecho,
el silencio mutó en un grito,
y desde la penumbra
la vida mutó en un lamento...
-No quedan palabras
sin antes mentirle al tiempo-
...


y volveran las oscuras horas el reloj a contar
volveran los sueños a despertar!!
llegare a ese instante quieto, absorto ante tu mirar,
nuevamente llegaran los falsos segundos sigilosos el tiempo a encantar


y repetiré lo que mis ojos no pueden callar,
lo mismo que hasta ahora no han dejado de gritar.
el miedo que me infunde cada segundo al pasar
la angustia de sentir que solo uno mas me podría acabar.


Un segundo antes de este segundo,
Te pensaba menos, te extrañaba menos,
Allá en las laderas de este callado mundo,
Me senté, cual cansancio del moribundo...
Hace un segundo había aire,
Hoy me sofoco en los recuerdos,
Esta sopa de imágenes,
Merodeando uno que otro paisaje de Lerdo...
Un segundo antes de este segundo,
Me encontraba cual humano cualquiera,
Pero de la memoria en su pantano me hundo,
Pero de la muerte el recuerdo me reviviera...
Y danzando al rededor de ataud,
Acercándose están los momentos,
En el viento la traviesa laud,
Que recorriendo va atrás los tiempos...


Y en cada tiempo se detiene,
y en cada tiempo se recrea
con su melodía entretiene
al corazón que entierra,
Pues no quiere que muera.
Y un segundo antes
de este segundo,
quien la viera embriagando
a la razón para no sentir dolor,
un segundo antes de este segundo
yo no sentía amor.


Un segundo antes de este segundo...
comprendí que la vida tiene un fin,
comprendí que las horas son segundos,
y que disfrutarlos contigo
será la razón de seguir vivo...

Comentarios1

  • eli mendez

    Un segundo antes apenas del siguiente
    te pienso moribundo de mis besos
    entre sueños de muerte y de letargo.
    Como un héroe resucitas en mi alcoba,
    que es luz y sombra al mismo tiempo,
    junto a mi vientre florecido.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.