syglesias

NO debí FIJARME en ALGUIEN como TÚ


No debí fijarme en alguien como Tú, al no saber, cual serian tus verdaderos secretos, cuando entre besos y caricias, decías en mis brazos, ser una mujer feliz y Yo contento, seguía construyendo para ti, un mundo blanco de luz, amor y paz, sin darme cuenta, que al mismo tiempo, estaba cavando lentamente la tumba para un corazón enamorado, que luego abría de sufrir por tu olvido en soledad, al no querer sentir nunca más, sus latidos desnudos, sobre tu deseado, pecho..., syglesias.


No debí fijarme en alguien como tu
que atormenta el alma de ese ser,
atosigando la infamia de entender
que no precisaba un alma como tú.
El Hombre de la Rosa


No debí fijarme en alguien como tu
Caprichoso y tormentoso
No tiene paciencia, eres un indolente
Crees que tienes toda la razón
Y están tan equivocado
No debí fijarme en alguien como tu
VIOLETA


No debí fijarme en alguien como Tú, pero que magia tendrían tus hermosos ojos glaucos, que atrajeron perdidamente mi atención aquella noche de Abril, haciéndome latir como nunca el corazón y entre dos palabras sutiles de amor y una suave cancioncita, compuse solo para ti, toda una partitura en justa medida de cada caricia en tu monumental cuerpo de divina diosa, mientras mis labios libaban del dulce néctar de tus rosados labios, así fue, sencillamente, como con suave y sincera labia, nació un sentimiento, que poco tiempo después, fue mi perdición, cual destino escrito al sufrir, por tu desamor demostrado, mujer amada de mis eternos desvelos del silencio..., syglesias.


no debi fijarme incluso en tu mirada
villana de cuentos de hadas
que clava dagas a mi alma que se halla enamorada de su mayor perdicion
Crab-dey


Y aquí negado de huellas,
bajo el silencio, no debí
acentuar mi cara
sobre el hastío verso,
oculto en la madrugada
de tu mejilla, incauta
cuando me hablabas -me besabas-
En olvido no debí ser ausencia...


No debí fijarme en alguien como Tú, pero los ojos son necios, como necio es el corazón, por latir enamorado por quien no lo merece, al dejar en los labios, el penoso dolor de la resequedad..., syglesias.


No debí fijarme en ti, no debí sentir amor
mejor tomo mi camino, seguro habra otro destino
que me deje mejor vision de todo lo que vivimos


No debí fijarme en alguien como Tú, labrando dentro de mi corazón enamorado, banales sentimientos, que te encargaste pronto de destruir, porque donde Yo sembraba amor, con dedicación, Tú lo secaste, con penumbras de desamor..., syglesias.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.