LIBERTAD MANQUE

SUMISION

Usted conoce todos los caminos de mi hambre

mi cuerpo está abierto al mando de su infierno.

Cerrando tras de mí la puerta

estamos solo su deseo  y yo

sin retorno.

 

Mi boca ansía y teme,

pero sin reparos,

sin mesura

rendida una vez más estoy

al afán de sus exigencias.

 

Las amarras, son veneno lento

que en su deleite me llevan  

y voy vaciándome sobre su lecho

gota a gota.

 

  

LIBERTAD MANQUE.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.