syglesias

CÓMO duele tu MIRADA en la MÍA


Cómo duele tu mirada en la mía, son como dagas ardientes que llegan al alma con odio y rencor para el corazón, intentando matar todo lo sentido, durante tantos, pero tantos años, juntos, sin mirar atrás un instante, recordando lo hermosamente, vivido tomándonos las manos al pecho, mirándonos fijamente, Tú enamorada y Yo, igualmente enamorado de tus bellos y expresivos ojos, glaucos..., syglesias.


Los días de risas se han olvidado,
todo lo compartido parece que se ha borrado;
recuerdos que se esfuman a la primera salida,
pero cómo duele tu mirada en la mía...
meny♥


Cómo duele tu mirada en la mía, por nunca saber cuando será el día, que rompiendo el silencio, podamos tener sentados un diálogo, recordando nuestra olvidada presencia, para así buscar, esos puntos de coincidencia perdidos, que nos den la tolerancia ansiada, para que al vernos en vez de guerra, reine la paz interior..., syglesias.


Yo siento un manantial
en el fuego de tus bellos ojos
que se enciende la arteria del deseo
y no me puedo concentrar.
Se escapan los instintos que poseo,
despedazar tus ropas
y dejarte sin aliento
hasta que vea llegar
tus benditas ansias aguantadas
por tanto tiempo,
y desfallecidos los dos
quedarnos sin aliento.
Tu mirada...
¡me desnuda el alma!
dejándome en suspenso.


Cómo duele tu mirada en la mía, mordiéndome los labios, hasta casi hacerles daño, por no pronunciar tu querido nombre al pasar, porque sabes bien, que continuo ahí, en el mismo lugar, esperando porque despiertes de este letargo de desamor, para que notando mi presencia, logre abrazarte fuerte, muy fuerte contra mi pecho, volviéndote a amar, como te amé, ayer, con tiempo y espacio, dedicado..., syglesias.


Cómo duele tu mirada en la mía
Cómo duele tu silencio en mis días
Yo que por tus sueños existía
En esos sueños de vida me perdía
Enamorada, ilusionada permanecía
A tus pies eternamente rendida
Hoy sólo me acompaña tu lejanía
Y esa mirada tuya tan vacía
De aquel medio día, ay vida mía…
¡Cómo duele tu mirada en la mía!
Juana De Arco.


Cómo duele tu mirada en la mía, contando sobre el frio piso, tanto sentimiento desperdiciado, crujiendo viejas heridas que con triste amargura rememoro, causando más dolor de ausencia del posible soportado, para un noble corazón, que solo intento amar sinceramente, sintiendo amado y representado sobre tu anhelado pecho desnudo, cada amanecer al despertar, con un beso..., syglesias.


Cómo duele tu mirada en la mía...
porque esos, tus ojos que me daban vida,
ya no miran con dulzura
ya no miran con amor.
Cómo duele tu mirada en la mía,
es daga de fuego hiriendo mi alma,
lastimando mi pecho, congelando mis manos.
Cómo duele tu mirada en la mía,
que al verte, mis ojos lloran tu ausencia.
(Emilse)


Y tu mirada esta presente,
pero tu escencia, esa se aleja,
tu mirada va haciendome decaer,
tu mirada esta causando estragos en este mi ser,
esa mirada de desepción,
que quisas yo cause,
Pero tu mirada sigue en mi,
aqui presente, aqui doliente,
en el momento preciso para dañar o reparar,
en instante que quieras detenerte a pensar,
Pero como duele tu mirada en mis pupilas....
(SoÑaDoRa)


Cómo duele tu mirada en la mía, recordando lo que hiciste, un ser curtido a tu imagen y semejanza, que aun no entiende, cómo puedes estar viviendo dentro del silencio que guarda la soledad, sin pensar un solo instante en mi, en ese hombre amable, que en sus brazos te hizo mujer, con besos sinceramente sentidos en tus labios, que fueron muy míos y verdaderos, que no concibo, olvidar..., syglesias.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.