toto2

Los arboles.

  Hay árboles que son deseados y nacen siendo semillas germinadas En un frasco transparente, hay otros que nacen de pura Casualidad, otros que crecen de los tallos De otros árboles en fin Todos nacen.   Hay árboles que son más sumisos y se dejan llevar por los vientos, Hay otros que sin embargo se amarran a la tierra y nada los detiene, Hay algunos que sus brazos se abren eternamente al cielo Y otros que sus ramas se decaen en un sin fin hacia el suelo     Unos tantos crecen premeditadamente, a otros les cuesta, unos con más fuerza Que otros, a algunos se les amarra un palo para que se enderecen, y otros tardíamente Se los intenta enderezar sabiendo que  ya es imposible.   Distingo árboles más verdes y llamativos que regalan felicidad y otros que son más Opacos y sus hojas trasmiten melancolía, existen un sin fin De árboles que pueden sostener el peso de toneladas, y otros pocos y también muchos débiles Que  solo el viento los arrasa,    Cuando llega el invierno muchos tantos Quedan esqueléticos, otros pocos resisten el frío y su verdeciente Color no se apaga, a la mayoría les gusta dormir en el invierno Y en la primavera renacer de sus troncos en forma de escamas.   Cuando sus raíces crecen en lo profundo de la tierra, algunos se enlazan Con otros árboles eternamente, otros ni siquiera días, otros ni siquiera Lo hacen.   Cuando llega su mayoría de edad a muchos se les nota Sus ganas de vivir, su aliento al reverdecer, a otros les importa Poco y solo quieren su tronco reseco poder ver,   Pese a todos esto cuando todos los árboles por igual  mueren no son más reconocidos que como un árbol más que en este mundo Murió.

Comentarios1

  • PETALOS DE NOCHE

    Pero de alguna manera
    aún hay semillas
    que caminan siendo árboles
    algunos torcidos
    otros comiéndose a sus hermanos
    y otros simplemente
    cultivando el futuro
    de poco roce
    siguiendo con el aire
    entre susurro
    y una mano
    estrecha en el alma...

    Somos árboles que aún creemos; crecemos!!!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.