fhmoreno66

A mi Padre.

                     Habiendo Dios creado la Tierra, los animales  y a la humanidad se le presento un gran dilema,   ponerles nombre. Empezo a ponerles nombre en base a su color, su tamaño, su figura y sus cualidades. Todo iba bien para Dios no habia tenido ningun problema para ponerle nombre a nada. Pero de repente se presento ante el un hombre que teniendo tantas cualidades no decidia que nombre ponerle. Volteando a verlo Dios le dijo:" Eres como un arbol que da sombra y alimento, eres como una gran roca que sirve de cimiento.  A veces eres como un mar tranquilo y a veces como un rio caudaloso. Hombre generoso, Protector por naturaleza, trabajador incansable,       Consejero infalible. Hombre muchas veces incomprendido !!!, por el respeto que te mereces te llamaran; PADRE".  



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.