syglesias

MI AMOR, mi AMOR, por TI


Mi amor, mi amor, por ti, siempre tendrá tu querido nombre presente en mi mente y apellido dentro de este corazón que tristemente late hoy en soledad, cautivo por ese amor, que ya no me das en tus esquivos brazos..., syglesias.


En esos brazos... que podrian
cubrir mi amor... en esos brazos
que dices me cobijarian...
pero en ese corazón estoy, mas
no puedes amarme...


Mi amor, mi amor, por ti, hoy, es hoy vida por un instante divino del pensamiento cerrando los ojos, para poder soñar, con dolor del alma al abrirlos, por no poderte abrazar, para poseerte libremente, como antes fue, sincera y sentidamente, cuerpo sobre cuerpo, piel contra piel, desnudando, la pasión de llamado habida en la mirada, dispuesta a saciar la sed de amarnos..., syglesias.


Amor mío, mi amor
en este lugar donde te espero
jugamos a amarnos
y ambos empatamos.


Mi amor por ti siempre será puro y verdadero
Y en la distancia te amare por siempre
Ni el tiempo. Ni los días
Apartaran tu imagen de mi mente
Mis pensamientos te pertenecerán por siempre


Mi amor, mi amor, por ti, fue verdadero, estando la duda en tu mente, con la creencia que te engañaba, pero la falacia estribó en nunca querer ver más allá el horizonte a través de mis sinceros ojos, dejándote tomar tus manos para llevarlas hasta mi pecho, para que supieras con latidos, quien fue que mintió, si la gente o Yo ante Dios..., syglesias.


Mi amor, mi amor por tí es la fragancia,
dulce y serena de un jazmín.
Es el abrazo en que te envuelven
cada noche las estrellas.
Mi amor, mi amor por tí es un eterno suspiro...
donde la fugacidad del tiempo no existe,
porque solamente por tí vivo,
porque solamente por tí respiro.
(Emilse)


Mi amor, mi amor por ti, fue descubrir el amor cada mañana en tus brazos, porque a ti, me entregué de cuerpo, alma y corazón también, sin dejar nada para mí, porque eras mi vida entera, lo que necesitaba para intentar ser, el hombre más feliz de este mundo, pero ahora veo que a la espera, mi hoguera se apagó..., syglesias.


Mi amor, mi amor por tí fue eterno, absoluto...
quizá la duda, la desconfianza fue desgastando esa unión.
Y lo único se transformo en recuerdo,
lo vivido se volvió ausencia...
Y de ese eterno suspiro
desgajado en nuestros brazos...
hoy solo queda aire sin sentido
sólo el óxido que corroe
hasta consumirlo todo...
quitándonos la respiración
y ya no por fogosa pasión...
sino por la invasión de una cruel desazón.
(Emilse)


Mi amor, mi amor por ti, fue sincero, pero no puedo seguir escuchando mentiras, necesito vivir mi sueño, antes que despierte ya viejo y el amor no lo refleje como lo fue ayer y por recuerdos sobreviva entre lamentos y añoranzas, que ni las lágrimas calmaran..., syglesias.


Mi amor, mi amor por tí fue la poesía,
mas hoy es sólo esa triste apatía,
que desgaja inútilmente los días.
Mi amor, mi amor por tí fue luz, energía,
mas hoy nos consumen la oscuridad y el vacío.
Mi amor, mi amor por tí fue tan puro...
y hoy ya nada queda mas que un vago recuerdo,
de lo que fue y lo que pudo haber sido...
(Emilse)


Mi amor, mi amor por ti, fue pasión y gloria escrita en tu cuerpo, con suaves caricias que sellaban mis besos, entre sentidos espasmos de tu vientre, motivando del despertar los amaneceres amados, amándonos con espacio de tiempo dedicado en los anhelados brazos, haciendo historia de viva poesía, sobre tu cuerpo desnudo, muejr amada..., syglesias.


Mi amor, mi amor por tí fue ardiente deseo
fue fiel compromiso, fue un amanecer eterno...
Mi amor, mi amor por tí fue una evocación constante,
de la más bella canción, de la más bella poesía.
Y ahora...y ahora mírame, sólo hablar del pasado,
lo que fue, lo que di, lo que viví...
porque fue un hermoso amanecer eterno...
que duró hasta sucumbir por el invierno.
(Emilse)


Mi amor, mi amor por ti, con el transcurrir del tiempo se convirtió en canción, con deje de triste añoranza, para que al recordarte, la soledad no pegara tanto, reflejando por el alma en mis ojos, claros indicios del dolor llevado con olvido, por un corazón herido, que siempre soñó, escuchar los latido de tu corazón, enamorado sobre mi pecho..., syglesias.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.