rivervalpo

PENSAMIENTOS PENSADOS

ALGUNA VEZ ME SENTÌ ASÌ, PUÈS POR UNA DENUNCIA POR TRÀFICO DE INFLUENCIAS, ME TRASLADARON   Pensamientos pensados   En la base de un enorme e imponente cerro, cuyo pasado fue una fortificación de defensa de la costa (Cerro Artillería),  para la entrada de navíos al puerto, colmado de historias, con un hermoso mirador, del viejo puerto lindo, en un lado pareciera peinado, por el mas famoso ascensor turístico, que en su eterno subir, conquista al mas bello mirador de la postal de ensueño eterno, al otro costado, el principal acceso vial a Playa Ancha, el mas poblado de los cerros de mi Valparaíso, vividor y noctámbulo,  “Plaza Aduana”, base plana del cerro húmedo y frío, en gran parte del día desasoleado y oscuro,  en un archivo que el viento se llevó, archivo muy olvidado por el aseo renovador, donde hay miles de cajas apiladas, casi sin ningún orden técnico, invadido de plagas y visitas NO deseadas, en el viejo edificio mucho mas que centenario,  Aduana Regional de Valparaíso,  donde estoy, eufemísticamente trasladado al archivo por “razones de servicio”, pero en honor a la verdad es, aquí yace el “buen funcionario”, condenado por la nefasta “red de influencias”, grandes y pequeñas, pero influyentes a la sin razón, imponiendo su orden, cuan “César Romano” con su diabólico pulgar, aquí me mandaron solo y, sólo cumpliendo horarios, sin pedidos ni trabajos de ningún tipo, con mis alas atadas con la cuerda obtusa, castigadora a la conciencia y a las manos limpias, acorralado contra el cerro, del humedal frío, enrejado por columnas de archivos, en estanterías opacas y sin vida, relegado, aún cuanto, ya no existe ese fatídico articulo 24 transitorio, de la constitución impuesta el año 80, sin recurso de amparo, ni defensa gremial, sumido al silencio momentáneo de mis iguales, en una relegación monstruosa. Archivo ó corazón del registro pasado, se dice que todo tiempo pasado fue mejor, en algún momento algún funcionario, confeccionó ó revisó, cada uno de esos documentos, poniendo su esfuerzo y conocimientos, en su diaria labor fiscalizadora, documentos hoy polvorientos, testigos mustios y silentes, del enorme movimiento portuario y de comercio del país, hoy en sus sarcófagos de cartón, adormecidos y quietos, en sepulturas, apiladas en anaqueles metálicos y de madera, en su campo santo, que ya no admite mas difuntos, solos y abandonados, en su larga espera, por la resurrección de una post revisión a posteriori, tal como yo espero en justicia terrenal, volver al lugar de donde nunca debí salir, para seguir aplicando mis conocimientos adquiridos con los años, en donde siempre he denunciado lo denunciable, sin trepidar ni dudar ni menos arrepentirme de nada   Richard E. Vergara Bravo Agosto-2011  

Comentarios2

  • DAVID FERNANDEZ FIS

    Asi se hace caminos amigo,denunciando y denunciando a esos gobernantes que desangran los pueblos,un gran abrazo

    • rivervalpo

      Existen momentos en que hay que callar, puès las redes de influencias, te perseguiran, aùn cuanto no me amilanaran, ni menos asesinaran mi rebeldìa.

      No es poema, es un relato escrito con mi mente muy caliente y roja. es un relato-denuncia, a la sinrazòn, a los "lame calzado" ò "chupamedias" como decimos acà.

      Un abrazo fraternal compañero
      Richard
      Valparaìso - Chile

    • eli mendez

      Por suerte la pluma es un medio de denuncia frente a tantas injusticias que se cometen, como esta que relatas en tu texto!
      Pero siempre sabemos que existirá el momento en que la justicia se abrirá paso y mostrará la verdadera cara de las cosas.
      Es claro que la justicia de los hombres es imperfecta como nosotros y en ocasiones se nos va la vida esperando que llegue.
      Gracias por compartir estos hechos en la página! un saludo!

      • rivervalpo

        Eso espero, yo nunca me arrepiento de nada, denuncié algo fuerte y he sido perseguido por eso, aún cuanto, tenía razón, salió en la prensa y TV, pero las redes de protección en nuestros paises son muy fuertes
        Un abrazo fraterno compañera y mil besos
        Richard
        Valparaíso - Chile



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.