erdauren

el principe dark

¿Solo un campo  de 10cm solo una flor que poco a poco se marchitaba?

No  Solo era el corazòn de un príncipe desahuciado, que poco a poco

Se perdía en su propia niebla  la paz claramente era su razón,

De mirar la estela que  dejaban  sus pobres y solitarios pasos.

 

La batalla contra la soledad era dura pero no era imposible ganar

Las fuerzas de su mundo, contra el mundo que se protegía tras la mentira

De crearse   sus amigos.

 

La noche ante sus insípidos ojos  ya estaba próxima el pasado no le importaba

Pero si el presente quizá con la certeza de   que por la verdad que ha ocultado tantos años un

Día alguien tome venganza, la verdad por el amor de  sus pasos que a menudo lo llevan más

Allá de  lo que quizá fue su días de inercia solitaria, en que cambio juegos de espadas, por la

Poesía solitaria.

 

 

Los enemigos tienen la voz agria pero él no siente miedo, sabe que muchos no son lo que

Desean, y los miras con el recelo de saber que desean herir algo más que su vida,

Algo  más  que la muerte  buscan, lo infames sueñan con  golpear su pecho y matar cada

Sueño de a mor que  en él se acurruca.

 

 Logran lastimarlo pero él los somete con la palabra precisa que su corazón dicta lentamente

 La luna se a vuelta de un color solitario y cuando vuelve a erguir la cabeza

 La  princesa con  pocas palabras libra la dulce batalla con sus labios

Logran besarse al fin en medio de aquel mundo ya muy derrumbado y corren hacia

El lugar en donde jamás pasan los años.

A  la paz  de un pacto de amor a la paz de un enbrujo solirtario



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.