Blas Roa

no daría por no querer.

No daría mi sonrisa por una lágrima en reposo

no quiero ser esposo del amor, ni de la prisa

no busco hacerme fuerte con lirios en mi cama

ni buscar puritanas en los casinos herejes.

 

No quiero perder el juicio por un beso robado

ni gato de tejado, ni mirada con maleficio

tampoco deseo nada, que nada tenga que ver

conmigo o con usted, sin usted o con nadie.

 

No me pongas laberintos en el camino que llevo

ni un cielo embustero que me pinte de vino tinto

no me pongas hielo en la herida renovada

con retazos de miradas cuando mirar ya no quiero.

 

No daría mis pecados por tus labios de cloroformo

ni un alma con trastorno, ni un 'te amo' adosado

¿para qué sentirme culpable de esto que me embarga?

me cansé de ser la carga, que llevo sobre mis pies.

 

Ahora, y por mi bien, te despido como a mis pesadillas

que no te tiemblen las rodillas, tus piernas de leche y miel.

donde ya no se ven cantos de boleros y tangos

no me quites el rango que por odiarte me gané.

 

Blas Roa

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.