Roberto Moran

Silla llena de ausencia…

Esta noche te hare el amor, en esa silla llena de ausencia

Pintada con el color del vacio

Ansiosa como el alma apegada al vicio

El aroma a tus ojos de almendra

Abunda en el aire matizando su piel roja o negra

Y tomare tus cabellos

Y tomare tus piernas

Y no dejaremos ya nunca la silla acompañada de ausencia.

 

Esta noche no digo palabras nuevas

Todas son repetidas y posiblemente muertas

No me pidas que las diga de corazón

Cuando en su lugar hay un hueco

Vacio y oscuro que no da vida

Pero si están validadas por la hermosa locura

Esa que asesino a la razón

Esa que hoy me invita hacerte el amor

Para darme vida

Para darte algo

Para justificar mi aire

Para justificar tú llanto

Para justificar una silla llena de ausencia.

 

Cuando acaricie tus cabellos dirás su nombre

Cundo bese tus pecho no tendré nombre que decir

Cuando mire a tus ojos veré el universo

Y tu veras a un triste aprendiz de poeta

Que en cada verso declara que eres musa,

Perfecta y completa

Con tonos de rojos

Apasionada

Pecaminosa

Perfecta diosa

Encarnación de Minerva.

 

Esta noche te hare el amor, en esa silla llena de ausencia

Sin esperar el mañana dorado

Ese que todos cuentan como llega

Pero que tus ojos nunca ven

Y Dios se despedirá de mí

Llorara por mí, por semejante pecado

Mi madre me abandonara

Y mi padre me ha de olvidar

Lapidaran mi cuarto

Sin colocar epitafio

Solo por inspirarme de ti

Solo por contemplarte en mi soledad.

 

Te tocare como no lo hice ayer

Mientras pronuncio cada letra de tu perfecto nombre

Mientras pinto cada parte de tu marmolina piel

Te besare como siempre te he besado

En esos sueños en los que no tenias rostro

En esas ilusiones en las que no tenías nombre

Me besaras, no se como me besaras

Te entregaras, no imagino como te entregaras

Tal vez con tus brazos abiertos y tu corazón cerrado

Tal vez con tus labios mojados y los ojos cerrados

Con tus oídos atentos y tus manos inquietas

Con tus pechos cubiertos

Con tus piernas vestidas

Con los pies descalzos

Tan tú como me gustas

Esta noche te hare el amor, en esa silla llena de ausencia

Porque mañana no amanecerá.

Comentarios1

  • Elo

    Mi esitmado amigo, que hermoso es tu poema, felicitaciones.

    Un beso.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.