Phoeta Anhonimo

Phoema VI. El Mar.

 

 

Como cuando navegan los botes...

en la ensenada vuelan,

allá se roban los pescadores


en las redes

agarran el alma

sobre distancias

en el horizonte
allá navegan los peces,

en su alas gaviotas

se ahogan
sobre el viento,

el aire fusila las palabras,

voces, trepándose
en el sudor, manos
muriendo apretando el silencio,

allá lejos,
lejos allá 

donde

hombres
desvanecen
dibujando
el atardecer
entre el manto
crepuscular
arropado
bajo el techo
desierto de sombras,

allí, entre pescadores de huellas,

los pasos siempre
chocando en la rivera
sobre el muelle
se aniquilan silencios

-entre el té, y el café se pasa el tiempo-

-entre el te decía el abuelo-

entre las mazmorras

sobre la boca seca,
y la herida
puesta de sol
abriéndose del pecho

se agitan los truenos

¡Es el corazón!
gritando de nuevo
recostarse sobre el mar
quieto y desnudo
callado y a veces jugando
con las gaviotas y peces

con las hojas

y los hogares hundidos
frente al susurro
del viento...


Allí hombres se mueren como tinta en un verso,
como dedo en verso, muerte de hombres
gritan nacer de nuevo...


Comentarios2

  • Dirtsa

    El mar , es mi sitio favorio para meditar

    sobre todo ver el ocaso, encierra para mi,

    la mas relajante experienciam que nos brinda la naturaleza;

    viendo como decae el dia en el horizonte;
    mientras crepusculos te envuelven en sus tonos
    calidos.

    Me gusta escribir y reflejar en mis prosas,
    su gran ,majestuosidad, belleza, misterios, pasiones, nostalgias;

    y todas esas sensaciones que sentimos cuando queremos
    estar en su compañia... para no sentinos solos


    Gracias por hacer honor a quien lo merece.

    Saludo!





  • Alejandrina

    El mar y su misterio de boca hambrienta .. de falsa calma de .gigante liquido . pero aun así .. nos enamora y nos envuelve con su inmensidad . un abrazo fraterno amigo.... Aleja.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.