emmanuel sèbrol

EL ADIOS

Te dije adiós y se ocultó el sol.

Empiezo a caminar de nuevo,

Pero decido no volver a caminar lo ya caminado.

Tengo cansados los pies, los ojos y el sexo

de tanto caminar lo mismo, de mirar lo mismo, de sentir lo mismo,

de probar lo mismo: Tú.

 

Decido entonces descansar de ti y tus recuerdos,

No quiero llegar a los brazos de otra mujer

A descansar lo que contigo me cansé o a festejar con ella

Lo que contigo festejé.

 

Haré un alto indefinido en estas emociones,

Conviviré con ellas bajo algún árbol que me de sombra mientras.

Esperaré  la lluvia que me bañará y purificará de ti.

 

No te confundas, no me olvidaré de ti.

Cada vez que mire tras de mi, veré el camino que juntos caminamos,

Que se llenará de espinas, por que no volveremos más por ahí,

Me voy, te vas. Nos esperan nuevos senderos que caminar.

 

DERECHOS RESERVADOS EMMANUEL SÈBROL, SEPTIEMBRE 15 DE 2009.

Comentarios2

  • benchy43

    Muy hermosa poesía, recibe mis felicitaciones.

    Un abrazo. Ruben.

  • Edmée Cobo Giancáspero

    Hermoso y tan lleno de amor



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.