Esther Velázquez Tipacamú

El gorrión y la golondrina

Siendo polluelos pretendieron volar

cubiertos con un ligero plumaje

aquel gorrión estiro sus alas, más

la golondrina solo quiso caminar.

 

Acompañado de variados sonidos

a ella dedicó su canto primaveral,

compartieron dulces momentos

y una tarde de verano los separó.

 

Aquel sentimiento resistió distancias

el tiempo no borró ningún recuerdo,

entonces un día en un bosquecillo

con gran dolor cruzaron sus miradas.

 

Sintiendo ambos aquel amor latente

entonaron notas de pena y angustia,

la golondrina era presa en un nido

y en silencio dijeron adiós nuevamente.

 

Que cruel se torna a veces el destino

y ahora que ella es libre para amar

aquel gorrión pertenece a otro nido

y cantando desconsuelo quiere volar.

 

¿Estarán condenados a amar en silencio?

¿serán del amor imposible una historia más?

Cuestionan: ¿que tiene para ellos el futuro?

y sus canto promete no dejarse de amar.

 

Escrito por: Esther Velázquez Tipacamú.

.

01 – 19 2012

Comentarios5

  • nelida anderson parini

    El triste sabor del reencuentro que finalmente se torna en un nuevo desencuentro. Es una experiencia difícil la que nos relatas querida poetisa, son esos contrasentidos que marcan nuestras vidas.
    Un beso y un fuerte abrazo desde mi compresión.

    • Esther Velázquez Tipacamú

      Gracias amiga por tu visita y tu comentario en relacion al poema, yo tambien te envio un abrazo y mis mejores deseos para ti.

      Esther

    • miriam quintana

      UN POEMA TIERNO CON CANTOS Y TRINOS DE AVES SAI ES EL AMOR
      UN ABRAZO
      DIOS TE BENDIGA.

    • Esther Velázquez Tipacamú

      Miriam, gracias por visitar mi muro y que gusto que sea de tu agrado!!


      Abrazos,
      Esther

    • FERABIT

      Linda narración que nos pone a reflexionar, sobre la vida,el destino,el amor,las voluntades,los caminos distintos que tomamos,los vuelos aquellos donde se cruzan de nuevo los camino,y el recuerdo lindo que esta presente.

      Lindo tema,lindo.

      • Esther Velázquez Tipacamú

        Ferabit, gracias por visitar mi muro y por tu bello comentario.

        Abrazos,
        Esther

      • FERABIT

        Y sin embargo el amor, germina en donde encuentra tierra fértil,en el beso que levanta alma y piel,en los ojos y en la caricia detenida y correspondida,en las manos que caminan juntas por una senda tranquila,en el mar y cielo que es techo de buenos y sanos sentimientos.

        • Esther Velázquez Tipacamú

          Amigo,no respondi antes a tu comentario porque habia olvidado la clave de acceso, pero dejame elogiar la belleza de este verso que compartes, me encanto muchas gracias por leer mis humildes versos.


          Esther

          • FERABIT

            En una ocación ya hace tiempo me habia dado de alta con el nombre de Ferconejo, y tube problemas con mi computadora, y} perdi por buen tiempo las claves de acceso, luego dije bueno mientras las recupero me doy de alta con el seudonimo de Ferabit,paso el tiempo, recupere mi antigua clave pero me quede con este último seudonimo.Y es que al leer tu escrito de el Gorrión y Yo de verdad que se pone uno a reflexionar en este ancho mar que es la vida,y que aveces nos lleva con sus corrientes y oleajes a insospechadas arenas,donde aveces nos toca dejar nuestras huellas o hasta nos invita la vida por azhares misteriosos a habitar nuevas playas y nuevos horizontes.



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.