Juan Carlos Luna Núñez

La tarea de Dios

Risas, caricias y besos; se quiso llenar la noche.

Cuando ardíamos juntitos, camino al

cielo, entre alas blancas. Pero llegó el frío

de palabras ajenas que has querido atesorar y el dolor

de saber que alguien mas te llama “mi niña”.

 

Amor es complicado; entre sollozos profundos

no entendía porqué te amaba así. He aquí la

explicación absurda de los poetas cristianos:

amor todo lo perdona y la culpa fue del diablo.

 

A la hora de mi muerte, cuán difícil será

el ensamble de mi ser. Valla tarea la de

Dios: encontrar los mil pedazos de alma

en los mil besos que te di.

Comentarios4

  • luna de hielo

    Muy bueno, me gusto.
    Te felicito, no existen terceras personas culpables de nuestros desatinos, somos nosotros lo responsables de nuestros errores y destino.

    Saludos, ha sido un gusto leerte.
    un abrazo

  • Abril Dephaní

    ¡Per omnes te Deus oro! ¡cuán! me ha gustado éste poema, es difícil describir, mas he de decirte, (y valga la cacofonía) que me has hecho recordar mi época preparatoriana, besos que no son besos, sino miradas.... ¡bien por tí!

  • Elo

    Hermoso poema, muy bueno...

    Felicitaciones.
    Un beso.

  • darkshadow

    hermoso muy hermoso, me a encantodo leerlo saludos.....



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.