Jose Luis Santiago

SATIRA, UN FALSO NOBLE Y UNA FALSA DAMA

UN FALSO NOBLE Y UNA FALSA DAMA

EN UN CORTEJO ADOBAN UNA FALSA BODA

 

           SATIRA Y MORALEJA

 

El, en un noble linaje nacido

y con noble linaje educado

noblemente es tan malvado

que hace santo al cruel bandido

 

es un feo bien adornado

es un noble que es un puta

es un mal nacido bautizado

es una desfachatez oculta

 

es un gran cólico apostólico

es un cruel pedo envenenado

es un marrano muy metódico

es un pronostico mal vaticinado

 

con aires muy subidos desfasa

dejando el ambiente perturbado

saludando, o no llega o se pasa

y en la farsa es docto y titulado

 

Ella, en un noble linaje nacida

y en un noble linaje educada

noblemente es tan malvada

que hace cruel una pequeña herida

 

es una falsa condolencia

es una pétrea arpía

es una perra insistencia

es una molestia que cría

 

es una helada perpetua

es un puton camuflado

es una funesta verbena

es un cuervo refinado

 

con su melar empalagoso, perita

haciendas que le den decencia

y si entre las piernas el ardor le pita

en secretas citas las abrirá sin resistencia

 

como un moscón

a un cagajón pegado

este noble tostón

la había enfilado

con su cortejo vacilon

 

Ella, la golfa mas alta de la villa

bella, fría y con supuesta mancilla

le lanzo picaras miradas

y con una frivolidad que maravilla

lo engatusa con patrañas en manadas

y con finas caricias licenciadas

lo pone a cien y a cien lo pilla

haciéndole ver:

a lo mejor tu me cepillas

 

encendido y hecho mil astillas

cuece ansioso y acalorado

acosándola sin reparo

con joyas que en metales brillan

 

las regaladas joyas las lucia

como si no fueran con ella

y con un fingir que destella

en amor, hacia ver que ardía

 

con gran nobleza el se aceleraba

cuando senita en la pantorrilla

la mano de ella, que con uñas afiladas

en el cuerpo le producía mil cosquillas

 

creyendo que ella lo amaba

cuando lo miraba entre risillas

sin pensar la sigue de rodillas

y bobo con ella se casaba

 

enamoradamente descompuesto

la señora lo mantenía en vilo

y con un amor de lo mas siniestro

lo desplumaba y con fino estilo

lo hacia carnudo en su noble puesto

 

y con esta moraleja os despellejo:

 

Hay arpías que dulce pían

hay pudientes de llenos pellejos

hay buenas y malas compañías

y hay cosas que se ven venir de lejos

si de las apariencias desconfías

escudriñando la verdad sin complejos

 

a que….. si te sientes aludido

y tu no te das por enterado

es que a tus mentiras te has vendido



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.