Manuel Palacios

Limpia Botas.

Muchacho que deambulas por las calles

que llevas en tu espalda un cajón,

buscando a quien prestar tus servicios,

de zapatero limpiador.

Piensas en tu porvenir,

cada vez que limpias un zapato,

por ser éste tu oficio,

que lo haces por vivir,

llevando en tu corazón,

la paz, el cariño y el amor.

En las tardes vas a estudiar,

que te dará una profesión,

que te haga solventrar,

 los vaivenes de la vida´

y llevas siempre presente,

muy dentro de tu corazón,

el recuerdo de la madre fallecida.

 

 

 

 

Por: Manuel Palacios

Comentarios1

  • Santiago Zac

    Me gustó leerlo,creo que es una lección de vida.Saludos y que tenga excelente tarde.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.