bonifacio

Mañana me caso

Todo en ella tenía una indefinible belleza.

 

Sus ojos dos tetraedros de luces paralelepípedas

Su boca un rectángulo de labios tangenciales

Sus cejas oblicuas caían como hiperbole

Su mentón un triangulo que acentuaban su elipse

Sus pómulos dos rombos rellenos de segmentos

Su cuello un cilindro sujetando un trapecio

Su rostro me llama

Tendré que acercarme

Y decirle lo que siento por ella.

 

.-¡Hola!

Te habías perdido

¿Tienes algo que hacer?

 

.-Hoy si.

 

.-¿Y mañana?

 

.-Mañana me caso.

 

.-¡Que lástima quería hacerte un retrato!

 

.-Me habría gustado pero es tarde Picasso

 

 

 

 

 

 

Comentarios2

  • gammon

    Bueno, a pesar de la poco grata noticia, encontraste una salida elegante para salir del paso, aunque esa niña debería pensarlo. Sustraerse a una invitación de Picasso para retratarla ?...
    Hay para todos los gustos en tu verso. Amor, nostalgia, ocurrencia y originalidad .
    Abrazos

  • PINONA

    Uyyy! qué desperdicio! Una oportunidad como esa ... sólo una vez en la vida, como se suele decir.

    Muy original Boni, con uno de tus artistas favoritos de protagonista ... ¿por qué será?

    Muchos besos,

    Pinona



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.