Fernando Curiman

Paisaje.

Sabor a frío entre tus pechos
Carcomiendo el acariciar de mis labios se abalanza.
Cándido fuese aquel paisaje
Que ardiendo en cristales perdido sollozó el tiempo.

Tibieza nocturna mujer en tu piel se agita
Martirio de Jehovases mirando al humano.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.