- - -CHESTER DAVIS- - -

LAMENTO (continuación)



I



Creí oír tu nombre



pero el viento me engañaba,



yo ya no era el hombre



que antes tú añorabas.



 



II



Me acerqué al puro lago



a encontrar tu cristalina cara,



más ya había solo barro



me afrentaste y no veo nada.



 



III



Busqué tu sol en la montaña



donde antes me abrigaba,



pero encontré una oscura luna



de mí ya no querías nada.



 



IV



Veía mis pies cansados



en el camino de vuelta por ti



todo lúgubre y desolado



ya no aparecerías por aquí.



 



V



Mis ojos eran como mares,



mi corazón como el acero



al recordar tu bello paisaje



donde quizás ya nunca viaje.



 



 



 



 



 



 



VI



Cansado estoy,



razones no tengo,



quizás tu abandonarme me ha vaciado por dentro.



Sólo quiero dormir cansado,



olvidar que todo ha terminado.



 



VII



Me encontré ya dormido



sin ganas de despertar,



tu amor se había ido,



no me volverías a amar.



 



VIII



Me inspiraste gran dolor



este día lo lloraré,



porque sólo pienso en ti



y en que siempre te amaré.



 



 



 



 




























Chester Davis



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.