gaston campano

Capilla

        Capilla

En la zona donde vivo

hay una capilla seca

de cantos y peticiones,

solo queda en ella

una cruz en los rincones.

La vieja silla vencida

oidora de plegarias

para mejorar el alma

de la anciana turbulencia

que ya la tiene agotada.

La sotana que colgaba

en ese clavo bendito,

está pidiendo lo saquen

de ese madero a gritos.

Y la ventana cuadrada

que ya no tiene ni vidrios

no puede proteger

las súplicas a ese cristo.

Cuando todos dicen que fué

en busca de otros testigos.

¡Te estoy pidiendo me escuches!

mis agradecimientos infinitos.

Señor del cielo y la tierra,

de honrados ,pobres o ricos

estoy orando por ellos

en este templo vencido

Comentarios1

  • MIRIAM RINCON U.

    Muy buena tu reflexión amigo,a pesar de estar abandonado el templo tú sigues allí pidiendo por ellos,que no se acuerdan del día del juicio final,que de seguro en ese momento desearán arrepentirse y ya para que.Hermosos versos libres con buen ritmo interno,un gusto leerte amigo,con tu permiso me lo llevocomo favorito,un abrazo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.