Luis Lenes

El Sida - 1ro de Diciembre

Es cuando el espíritu

no admite que haya diferencias;

en cada una de ellas,

existe una esencia que le es propia,

donde la vida en cada ser se expresa

de distinta manera.

 

Es la visión egoísta, prejuiciosa

la visión limitada,

de que la existencia,

es sólo en un solo sentido.

 

Es la intolerancia,

la falsa creencia de omnipotencia;

la humanidad tiene sus límites,

porque en ella existe la  libertad.

 

Son las crueldades y los resentimientos,

la incomprensión,

de que la naturaleza dotó al hombre,

para que la comprenda,

y se comprenda a sí mismo,

porque él es parte de lo absoluto,

pero sólo parte y no todo.

 

El Sida nos muestra la oportunidad de corregirnos,

porque más que la propia enfermedad,

es la ocasión,

de maravillarnos ante las demás existencias,

y ante cada encuentro, en general,

sobre todo, con el otro, “ser” humano.

 

 

www.palabras63.blogspot.com

Comentarios1

  • Nuria Madrigal

    Hermosa reflexión donde el dolor nos une y nos hace más humanos.
    Saludos

    • Luis Lenes

      Hola Nuria.
      Muchas gracias, aún existen muchas barreras y muchas que superar.

      Un abrazo enorme



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.