ferpoeta

nocturno, sucesos de una tarde de olvido




olvidaste mi alma, si que la olvidaste...
la olvidaste en otros dias de otoño,
y tú...tú...tú parecias no darte cuenta.
para qué me sirven tus cartas ahora,
para qué mi alma te recuerda aun,
oh,divina muerte...
no me dejes soñar esta noche.


Olvidaste mi cuerpo, si que lo olvidaste
Lo olvidaste un día que tan siquiera recuerdas
Y tú... tú... tú... que decías que me querías
Para qué sirve mi corazón ahora
Para qué mis manos te escriben aún
Oh, divina muerte
No me dejes despertar este día


olvidaste morir en mi carne...ser un alma...
y de tantas veces que mi piel desconoció tú piel,
y de tantas veces que amé lo perdido.
olvidaste amor,te olvidaste de mi...
de perderte y estar perdido,
de soñarte y vivir piel a piel
mis labios en tus pechos.


Olvidaste vivir en mis huesos, un nosotros
Y tantas veces descubriendo lo prohibido
Y tantas veces que creí pertenecerte
Olvidaste una flor, te olvidaste de todo
De sentirte y estar inmóvil
De soltarte y morir grito a grito
Mis manos en el aire



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.