fabian alirio astudillo gil

La ciudad y los perros


Dicho popular y mal querido
mientras mas conozco a los hombres
mas amo a los perros
a veces pienso que tienen alma
muy adentro en sus miradas
escupen amor por cantidades
y hacen del dolor una ruleta
que gira solo en sus gemidos
su cola se bate en la ondonada
risas de niƱos en quebradas
se caen sus huesos y su pelo
sus pulgas se baten trastocadas
son perros de la calle que susurran
la ciudad y los hombres
son solo animales y alambradas.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.