angel de luz.

Habitare en el Desierto



Habitare en el desierto,

El sol no quemara

La arena recordara

Que soy polvo.

 

Por momentos se me antojara vestirme con su color

Sin embargo el sol tostara mi piel

Soy este paisaje

Silencioso lleno de pocos colores

El azul y canela y mi piel.

 

Escucharé en la noches los insectos

Que podrían desangrar mi piel

Sin embargo lo que lograrian es darme una nueva piel

La que necesito para vivir allí.

 

Es la alquimia interna

Buscando la piedra filosofal de mi existencia

Aunque me la han contado mis abuelos

Me llama a transformar

No solo lo que no me gusta

Sino a verme desnuda

En un medio hostil en cuya belleza

Se halla la transmutación del alma.

 convergería en una nueva vida para unirme

A este paisaje;

Que baila con el viento.

Se aquieta ante el sol.

Se abre para dejar salir en la noches

a quien han formado su hogar alli.

 

Seré entonces el rio que le cedió el paso

A una nueva forma de vida y dejo su  manantial en cada grano de arena.

Para estrecharsen y no dejarse morir.

Viviré para conocerme a mi

y crecer junto a ti.

Sin embargo no seré aquella mujer

Sin Dios del cielo.

Comentarios2

  • la negra rodriguez

    muy interesante to do lo que deseas y plkanteas.
    besos.

  • claudio ramirez vasquez

    Tu luz te ilumina y la REFLECTIVIDAD de tu pensamiento te ubica en las coordenadas exactas de un escenario desértico donde tu Ser la hace florecer.

    Un grato saludo hasta Medellin



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.