noktambulo

No hay nada para mi

Las lagrimas me queman y no puedo respirar por lo pesado del aire,

Lo bonito que hay en mi se hace noche y el frio me alumbra.

Lo soleado del rostro se quemo y esta en cenizas.

No moro mas en mi, no moro desde hace mucho,

No bebo mas agua porque la sed me agota.

 

Mi corazón, lo que queda es la oquedad transparente.

Gris, nada blanco y el negro lo detesto. Soy el odio enardecido del tiempo,

la lengua que suaviza la superficie áspera y la convierte en niebla.

Soy el asfalto que quedo debajo de la parte perdida.

Mis ojos aun arden y no quiero dormir, por que me es necesario...

 

Soy la tristeza de Pedro porque amargamente me duele en el amanecer...

Si solo tuviera hoy un beso de los que me hacían sentir un latido sin dolor,

en la entrada de los sueños, hasta que morí y no volví a resucitar.

Es lo intenso del odio que se me quiebran los días en barcos de papel

que se llevo el aguacero en vez de que me llevara el diablo.

 

"Es un día mas sintiéndome sin religión y mucho menos que hay algún dios"...

 

NoK..



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.