david valencia tobon

NUESTRO AMOR QUE NO FUE AMOR

Vamos a amarnos como las alboradas,

vamos acogernos en nuestras pieles,

hoy es día de las húmedas almas acaudaladas

hoy es día de lascivia y de mieles.

 

La noche se hunde con nosotros,

se aprehende a nuestros rincones,

cada vez ciñéndose de emociones,

de  amor nocturno sin los otros.

 

La caricia se va haciendo en la almohada

de avaricia purificándose nuestro cariño,

con alevosía se va pretendiendo cual niño,

dando picardías de monería acompasada.

 

El sentido de placer te gobierna

dejando en la intemperie razones,

pensamientos, para darle fraterna

y placer indómito a borbotones.

 

No resistimos, porque nos encanta

encontrarnos, porque es afable

para el cuerpo, el corazón, el alma

amarnos así, siendo deseo agitable,

 

de gemidos, palabras tiernas, animalescas

entre un acercamiento, otro y viceversa

envolviéndonos en la cama revolcada,

 

como nuestras ganas que se van de obscenas,

mi alma encima de tu piel y a la inversa

cabalgándonos por una mojada sábana.

 

Amanece y mi piel quiere sentirte,

amanece y mi corazón quiere verte,

 

amanece y tengo ganas de ti,

ahora, ya mismo; quiero verte aquí.

 

Amanece con mi piel cansada,

con mis manos agotadas,

 

y quiero y deseo y anhelo,

los cuidados de tus dedos,

 

los mimos de tu mirada,

besando mí alma sin ti abandonada.

 

Me haces falta dulce amor.

me haces falta tu corazón abrazador.

 

© Reservado todos los derechos de autor. D. Valencia Tobón

Comentarios5

  • clonariel

    siempre el baúl tiene estos recuerdos muy oportunos, que no envejecen

  • PETALOS DE NOCHE

    Interesante el poema; mu interesante...

  • clara1976

    Amistad que un día fue amor...se lleva siempre en el corazón y se vive intensamente cada momento que de ese amigo puedes disfrutar, lo sientes profundo y le dices todo con una sola mirada. Bellos versos

    Besos y abrazos

  • sacha

    Encantador poema ha sido un placer leerte y en tus sabanas envolverme.

  • Antonia Ceada Acevedo

    Un retrato de amor con pinceladas de erotismo;dulce mezcla.
    Felicidades.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.