elio alves

Cafe

café en la sangre de vinil o seda

quemado crece en la curiosa espuma

de labrados bosques que respiran bruma

y despiertan ansias en las arboledas.

 

en eso que describo un ave

se desgrana el rojo del verdor raizado

y con el ojo fiero por el fruto suave

atento a risas del licor sembrado.

 

canto y bebo para la etíl neblina

que me acaricia el cuello como una amante

pues me dispongo en eso con mi ocarina

a resonar el eco como un gigante.

 

y ni la lluvia me detiene el ansia

pues es bendita hasta en mi amargura

me da energía como en la infancia

y le trae rosas a la llanura.

 

oh, café...dulce con sabor a risas

te veo en manos de porcelana

cuando repinta el sol sobre las cornisas

acentuando el brillo de la mañana.

 

Comentarios2

  • Libra *M*

    También me recordaste el aroma a café... uff cuánto me gusta!!!

    Petonets,

    Libra *M*

  • ANEUDIS PEREZ

    hermoso amigo, bello, te felicito por tan buen poema, dios te bendiga



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.