Alejandro Alberti Wolfart

volar con paracaídas, desde mi estrella


Dolores del rencor escondido,
somos Chejov o un Edgar Alan Poe,
miradas misteriosas,
ejemplares de ocio y vestiduras rasgadas,
bodas de sangre y mestizas,
claveles de mil miradas hirientes,
ojos lloros del viento,
quiero tirarme desde mi paracaídas,
antiguos relatos huidóbranos,
porque volamos con las gaviotas,
las golondrinas, goloniñas,
goloncetas.
matate de una vez mi buen amigo,
eres abeja que matas por lanceta que te matan,
en vísperas de navidad.


He viajado por un día entre vitrales
en un fondo abismal
en malabares de tanta oscuridad
y la sangre en los ojos,
sobre la luz tan fugas como el salto de un verdugo
en los ricos clavados cumbres de estrellas
y palabras tensas de mis secretos.
Giusy


He naufragado en los lienzos desprendidos de tus manos
cautivado por colores felices, anidados en tú espalda.
Pude caer en con la corriente de tantas manos, voces
Pronunciadas en silencios de templo
las pieles de los desdichados son desgarradas
por las culpas reunidas en los días,
es la certeza de ojos perdidos en la oscuridad.


sin duda caí en el abismo de tus ojos
perdida sin poder resistir
volando sin tener alas
nadando en un mar eterno soportando la tempestad
cegada por tu luz que opaco mi oscuridad
como el faro que guía el camino en la tormenta de tu recuerdo.


Seguir las pestes serán putrefactas en las siguientes estaciones de la desdicha, comimos y nos vestimos frente a la desigualdad, porque debemos luchar en las verdaderas ventiscas.
No perderemos los nortes que partieron al sur
porque tenemos las mismas miradas de 20 años
pero no queremos el estanco
solo la libertad de la vida real y amarga.
Somos libres en el cautiverio,
pero escogimos la misma y
aseveramos el ego de nuestras vidas
insignificantes de razas superiores,
somos todos unos pequeños nazis escondidos
Encierras la irritabilidad,
que me persigues desde los infortunios,
saberes lógicos para niños
y a la ves ilegibles para nuestros ojos
no comprendemos pero nos hacemos comprender.
son verdaderas ese de la vida
que quiero olvidar


no todo es oscuridad en el silencio
la vida cambia de color como las estaciones
la libertad se busca y se encuentra de manera inesperada incluso en prision
no busco robar tu libertad
no perseguire la ira de lo desconocido
no encierro el corazon bajo llaves ni lo oculto bajo llaves como algo prohibido
espero que las promesas no se olviden
que el viento vuelva a cantar su cancion y los recuerdos renazcan como la primavera
encerrado bajo una coraza
cambia como vida .....pero nunca su escencia



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.