RICARDO ALVAREZ

-1 - CRÓNICA (un desamor y una nueva flor) ---- 2 -- UNA MAÑANA

 1- CRÓNICA ( un desamor y una nueva flor)2

 

Salía de un inmenso cemento de nombre hospital/

Había transitado el signo del coma,

mi cuerpo como descapotada calesa

entre los metales de una móvil silla

de  cuatro ruedas avejentadas

bajando el mosaico del umbral/

Entonces creía que el cariño de la mano

había sepultado su rencor del hijo desconocido

que mis ojos frustrados

buscaban en cada plaza de tres años inaugurada/

 

Quise narrarte a tus dobles oídos

el dolor de mis prados en la espalda,

el retumbar de mi mente estrellada,

el aguijón que en mis pies hizo morada,

el cielo del blanco yeso

y mi vigilia de cama anclada/

 

Sin mas espera que tu llegada me pregunté?...

¿Vendré aquí en regreso a renovar

el sentido del antifaz de la muerte conocida?

¿Del otro lado de la reja

estarán sus pies de raíces iluminadas?

 

Obtuve la paciencia del atrasado reloj

pero mi latido ya sonaba a muelle abandonado/

Fue entonces que te bajé de la colosal montaña azul

y regresé tu estatua de trapo al inestable mosaico de los mortales/

Fuiste llama que encendía mis hogares,

pero entre los fuertes vientos me arrojaste

como un pabilo de cera apagado/

Olvidé tus dos copas de frente.

Olvidé tu palabra con semblante y

Olvidé el deleite de tu ojo encontrado/

 

El tiempo trajo su nueva suplencia

en un rumor de súbito paso,

una azarosa emergencia de encuentro/

¡Una flor!...

Una flor que no se partía contra mis muros

ni olía a tus jardines olvidados/

Una flor que mi mundo ignoraba/

Un nombre que tu voz desconocía/

Venia de lejos...

De...

Nunca pregunté su origen de alhelíes

ni su rumbo de esparcida violeta/

 

Le conté a un solo oído mi fractura encolumnada,

ella estableció en su cuello

la flexible sonrisa del girasol y

apoyó su verde cabeza de espiga acariciada/

 

Yo estaba erguido de aspecto

como maizales rectos elaborando su fruto,

mi interior llevaba la maca de la uva maltratada/

Era el canto tísico de la sustancia sajada

cubierto de parches pelosos sin sonido/

Ella traía sus propios golpes

con música a flamenco llorado

y los nuevos hilos negros

en su pelo a clavel de odio olvidado/

En sus manos azules traía la marea compartida,

 su uña fuerte partía la calada manzana

                                                     y en un infinitivo sin despedida              estableció sus potencias en mi corazón aliviado/

 

 

 

Todos los derechos reservados por Safe Creativa & Word Press

 --------------------------------------------------

- 2 -  UNA   MAÑANA

 

 

 

Una mañana amor..

El inocente viento arrastró la tempestad

del vino a tu sangre

cuando el tren tembló su alba de rieles

y los vagones descargaron

sus bodegas de equipaje y

en tu forma de fortificado

andamiaje.anduvo la metálica rueda

rodando tu risa de diamante y

al momento del amanecer

la desvelada luna

transportó su risa de pura harina

a tus dientes derivados del esmalte.

Al rozarme sentí

los poderes absolutos en tu piadosa mano/

En ellas andaba el carrusel enamorado.

 

 

Todos los derechos reservados por Safe Creative & Word Press

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.