KevinAlexander

Contienda entre la Diosa Amor y Doña Logica

La batalla ha empezado.

Con garras y rostros de fiera

sus ejércitos se acercan

con el fin de aniquilarnos.

Nuestras armas hemos alzado,

los enemigos se doblegan

y mis huestes no se esperan.

La guerra ha acabado.

No los han dejado escapar,

no han dejado a nadie con vida,

teñidos de sangre están,

todos tenemos gran alegría,

ellos, porque haya acabado ya,

yo, porque la venganza ya es mía.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.