duendepoeta

INMORTAL

Tu piel cálida se enfrio como el otoño,

tus besos se combirtieron en gélidos recuerdos,

de tu piel sobre mi en las noches,

escondidos de la luna,

que ahora se llenan de ausencia y soledad.

 

tus manos ya apagadas de caricias,

tus pasos no marcar los minutos que pasaron,

tu sonrisa ya se hizo peregrina de alegrías pasadas,

y tu equipaje se lleno de palabras sin cumplir... sin mi.

 

tu presencia inmortal perdura aquí,

en esta cama donde me decías te amo,

en cada sonrisa robada por un beso,

en cada suspiro al nadar en tu sudor.

 

tus miradas... hundidas en tus pies,

como mirando el destino final de este amor

que como pétalos caducos se desprende del soñar,

del amor, del esperarte para decirte... te amo.

 

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.