¡Ay!, Dios, cuando el, no está

joaquin Méndez


AVISO DE AUSENCIA DE joaquin Méndez
Hola amigoas y amigos ahora entro más de tarde en tarde por motivos de trabajo, pero no os olvido ni un momento.
Beso.


Cuando lo abraza,

 los celos me devoran,

Cuando lo besa,

quisiera morir de repente,

Cuando le sonríe,  

el cielo se me viene encima.

Pero cuando él,  no está… ¡Ay!, Dios, cuando el,  no está,

Entonces, todo cambia, sus abrazos son míos,

Sus besos,  besan mi boca,

Su sonrisa,  solo es para mis ojos, su mirada es mi mirada.

Su cuerpo es mi cuerpo,

Su fuego es mi fuego,

Su piel es mi piel.

Cuando la tengo en mis brazos,

siento las caricias más sublime,

 más dulces y suaves.

Cuando entro en su interior grita como una loca

me aprisiona,  besa mi boca con ansias,

 Llena de pasión y locura,

 lujuria, mordiscos jadeos, espasmos,  

saltitos y susurros de amor hechos te quiero,

entre el sabor del hechizo de sus labios.

De pronto,  abre sus alas blancas,  

y me afianzo a su vuelo,

Remontamos los mares, el cielo,  las estrellas,

 hasta llegar a la luna,

 allí en su lecho de luz, nos abrimos los dos,

 hasta llenarnos de nuestras sabias de nuestras lavas

 llegamos a la locura más bellas y sublime,

   bajo la mirada atenta de las miles de estrellas,

estrellas que siguen nuestra danza,

 la más hermosa danza jamás bailada.

*************

Autor Joaquín Méndez, el poeta sin amor.

Reservados todos los derechos.

06/09/11.

 

 

 

 

  • Autor: Joaquín (Seudónimo) (Offline Offline)
  • Publicado: 6 de septiembre de 2011 a las 02:58
  • Categoría: Erótico
  • Lecturas: 152
  • Usuarios favoritos de este poema: joaquin Méndez, eL LoCo.
Llevate gratis una Antología Poética ↓

Recibe el ebook en segundos 50 poemas de 50 poetas distintos Novedades semanales


Comentarios4

  • eL LoCo

    este poema dice lo que siento exactamente, y yo, como aprendiz de poeta, todavia no he logrado expresar!!!
    excelente de verdad. que dificil es ser el que quiere a la distancia, el que ama con locura pero no puede gritarla. el que se retuerce de rabia por no ser quien la abraza y se tiene que conformar con ser el amigo que solo ensueños la tiene en sus brazos.
    ojala pudiera decirle todo sin perderla en caso de lograr su enojo. ojala pudiera abusar de su confianza, y arrebatarle un beso, solo uno, y demostrarle con el lo que siento.
    que gran poema sr joaquin, que gran poema. lo felicito y lo admiro al mismo tiempo.
    un abrazo desde el sanatorio.

    • joaquin Méndez

      Hasta tu sanatorio voy, para decirte que avece es preferible esperar el momento más adecuado para decirle lo que sientes por ella, sin que piense que si no te corresponde, dejaras de ser su amigo, aunque a veces es mejor que lo sepas pues nunca se sabe la mía mil veces me dijo que solo quería ser mi mejor amiga y ahora es mucho más que una buena amiga.
      Saludo amigo, y suerte.

    • GITANA DULCE

      Mi querido amigo Joaquín que bello poema para tu musa inspiradora... no importa lo que hace cuando esta con el, no te des manijita... solo piensa lo que disfrutan cuando están juntos...
      Abrazos de Maria Rosa.

      • joaquin Méndez

        Gracias María Rosa eres muy amable como siempre.
        Un abrazo.

        • GITANA DULCE

          Mi querido JOAQUIN sos como soy... jajajajajaja
          abrazos enormes para ti de mi...

        • valy omra

          Muy sensual y lleno de ternura , con metáforas que encantan y seducen .
          Un fuerte abrazo mi querido Joaquín
          Valy

          • joaquin Méndez

            Gracias por tu presencia que siempre me llena de alegría.
            Un beso y otro beso.

          • la negra rodriguez

            POreciosao y el tema de serrast me parece uno de los más bellos que existen, le hacen marco perfecto a tan bellos versos.

            • joaquin Méndez

              GRACIAS, MI NEGRA LINDA.
              UN ABRAZO.
              JM.



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.