Hombre Sin Pulso

Sola

Podrás sentirte sola

pero el ardiente peso del recuerdo

acompaña tus soledades

una noche más.

 

Podrás perderte en las estrellas

pero el cielo marca rutas y veredas

para guiarte de vuelta

al refugio de tus sábanas.

 

Podrás abrir ventanas muertas

correr escaleras abajo

deslizarte por aceras desiertas

pero el tiempo de música y sonrisas

terminó para siempre.

 

Es hora de llorar, piensas

mientras escuchas mi llamada.

Mi presencia al otro lado de la puerta.

 

 

Comentarios1

  • Nuria Madrigal

     
    "Es hora de llorar, piensas
    mientras escuchas mi llamada.
    Mi presencia al otro lado de la puerta"
    Que hermoso! Me recuerda de una vivencia.
    Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.