isabel88

Tu frialdad

Gruesas gotas escurren 

por la ventana.

 

Un viento gélido recorre 

toda la habitación,

los colores de nuestros objetos

toman brillo al contacto con el cristal

que los invade; el agua,

cambia de estado,

pierde su sutil esencia; 

el calor poco a poco se apaga,

y las olvidadas flores envejecen

junto con los tibios recuerdos.

 

 

Y aquel nevado cuerpo 

que reposa sobre frío lecho,

ya no es morada de suspiros,

ni siquiera de una lástima de amor.

 

Solo afuera la claridad del sol,

invade a los transeúntes, que

agitados, pasan vagamente

por mi ventana.

Comentarios1

  • Faeton

    Se siente ese viento gélido. Sabes transmitir con tus versos. Me gusta la nostalgia que empapa todo el poema, hasta la médula. Has sido todo un hallazgo en esta lluviosa mañana.

    Saludos, Mnemósine, precioso nick, madre de musas.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.