nydshe sernaque gamarra

I

Que estará haciendo mi bella

                                      JAPO:

A esta hora

Donde las almas de los poetas surcan la tierra

 

En esta hora melancólica

Donde los versos lloran sangre

Que será de ti mi dulce JAPO.

 

Que será de tu hermosa cabellera,

De tu perfil perfecto.

 

¡OH: mi dulce Japo!

Te has vuelto un anhelo anhelado

Aún en la muerte besare tu labio virgen.

 

En cada mañana fría…

Mi cuerpo será tu abrigo.

 

Tu refugio invernal: mi corazón!....

 

Naufrago medio moribundo

Al borde de la muerte

En medio de un océano de llanto

Me hallaba refugiado

De la nada cual ave mensajera

Apareciste tú una hermosa sirena

Me diste un mensaje, el mensaje del amor.

 

Mis poemas ya no serán largas avenidas donde

Solo el dolor y la soledad

Paseaban sus cadáveres ¡YA NO MAS!

 

¿Qué es el dolor? No lo sé,

lo he olvidado

El llanto que lloriqueaba,

Día y noche, hoy por fin caduco.

 

Hoy mis versos

Tan solo transmiten

Un dolor ajeno.

 

Días fértiles han de venir

Con tu sola presencia: mi dulce JAPO.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.