angel de luz.

DETRÁS DE LA CORTINA BLANCA



DETRAS DE LA CORTINA BLANCA

Puede haber en el infinito más que su amor

A veces le pido un poco de su dolor

Oro por el perdón

Y busco el manantial que rodea su paz

la piel se desvanece para ser solo espíritu.

No le puedo ofrecer mi cuerpo

Toda soy de él.

Soy borrasca

a lomo de caballo cabalgue con la tribu indígena

estuve con los guerreros que lucharon por su libertad

Atropelle multitudes buscando su verdad.

Me enajene a mi misma buscando vivir en su amor.

Todo queda corto por hacer.

Caer en la sutileza de su verdad

Es elevar lo que nos vuelve pesados

Entregar el vacio sin conocimiento de causa

Que detiene toda buena intención para con nosotros mismos.

Es así muchas veces cuando nuestro enemigo Es ese otro yo.

Convierte en tragedia lo que iba por el camino de la propia armonía.

Llueve y eres tú el desgraciado.

Y sin embargo aquí sentada en desolación tu voz llama.

Y la lluvia se convierte en caricias para la piel.

Fui lastimosamente la lanza que hirió su costado.

Añoro su manto sagrado Y también el vestido de Gandhi.

Verdad horizontal al unir el cielo con la tierra Lo siente la piel.

Verdad vertical al mirar nuestro interior Encontrar la luz de día convertida en noche espacial.

Dejo la materia y profundizo en el mundo espiritual

Descubrimos su universo a medida que lo sentimos

La redondez de la tierra, la luz, su música, se elevan como una hostia sagrada

Y conquista la urbe con cada nuevo descubrimiento realizado en su mundo por el hombre Todo mueve el interior al caminar hacia él.

Yo no he descubierto nada Mas que mi pequeño mundo que como partículas de átomo Mantienen mi identidad y nadie puede dividir

Ahora ya no temo perder mi identidad

Seria antes bello de algún modo quedarle A quien quiera algo de mí.

soy creación para que más felicidad Que verle y amarle en la eternidad

Aunque no conozco su cara el solo hecho de vivir la vida y ser un milagro da Paz y lleva la profundidad De los pensamientos. Soy

la historia de la tierra Que muestra huellas de su evolución Proveniente de algún rincón Cuyo origen fue la luz. Busco la fuente infinita de su amor

Que puede haber más al separar la cortina blanca de su altar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.