roman

EL LEON VICIOSO

 

Se encontraba el rey de la selva por su puesto el león muy triste y deprimido en eso llega el elefante y le dice compadre que te pasa y el le dice el león al elefante no he comido carne y la verdad me estoy muriendo de hambree  y el elefante le dice y por que no has comido es que la carne que hay a qui en la selva es de animales y no me quiero comer a la familia y ni modo que me los coma; y su compa le dice pues mira compa a qui entre nos has lo que yo y el león inocente le dice que compa le contesta el elefante pégate unos pericazos bien profundos y te alivianas y el león le contesta frustrado y molesto ya te dije que no me quiero comer a nadie y el elefante le dice ey ey ey tranquilízate no hablo de animales hablo de que te pegues unos narizasos y el león le dice como y su compa la dice que a el en su narizota la cabe casi un kilo de polvo y el león le dice ooo… ya te entendí pero yo casi no tengo nariz como cuanto perico me cabe no pues a ti como unos tres o cuatro gramitos a pues dame un poco no aaaaa si claro que si compadre. Y como fue pasando el tiempo el león se pico y no podía dejarlo andaba mal con los animales y los torturaba pero como a los dos años el león fue enflacando, fue perdiendo su color, se le fue cayendo su melena asta que llego ala muerte y los animales de la selva se enteraron y una tortuga chismosa vio que el elefante y el león estaban platicando vio que el elefante lo invito a que se periqueara y todos los animales fueron contra el elefante y el elefante culpable se marcho y nunca volvió.

 

MORALEJA: SI CON LOBOS ANDAS A HAULLAR TE ENSEÑAS.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.